Qué hacer para impulsar tu negocio durante y después de la crisis por COVID-19

Qué hacer para impulsar tu negocio durante y después de la crisis por COVID-19

Derivado de las nuevas dinámicas que desató la crisis por la pandemia de COVID-19 en los negocios y el mercado laboral, las empresas tuvieron que hacer cambios muy importantes en sus modelos de negocio como:

  • Adopción digital para ciertos procesos operativos y administrativos.
  • Adopción en parte, total o de forma híbrida del concepto de trabajo remoto.
  • Cambio de prioridades en cuanto a objetivos claves del negocio.

Estos cambios y nuevas dinámicas requieren no sólo adaptar un nuevo modelo de negocio sino las habilidades de la fuerza laboral de la empresa.

Según la encuesta global de McKinsey1 de construcción habilidades, las empresas que se enfocan en adaptar las habilidades de sus colaboradores a la nueva realidad – y en general en invertir en desarrollar habilidades – se ha demostrado mayor éxito y mejor rentabilidad que en los casos en que se enfocan en contratar para traer de fuera dichas habilidades nuevas, o que hacen reestructura de su fuerza laboral.

También, en una demostración de lealtad – a nivel global – se ha mostrado una tendencia al desarrollo de habilidades con al menos un 69% de empresas adoptando esta estrategia por encima de lo que se hacía antes de la pandemia.

Gráfica

Como se ve en el gráfico anterior, el mayor éxito se ha tenido mediante el desarrollo de habilidades de los colaboradores en las plantillas actuales. Sus beneficios se pueden relacionar con generar mayor calidad laboral, mejor cultura organizacional, lealtad entre el colaborador y la empresa, el desarrollo de habilidades compatibles técnicas (hard-skills) y suaves (soft-skills), entre otras bondades.

En el siguiente gráfico vemos cómo ha cambiado la priorización del top 10 de habilidades de finales de 2019 a mediados de 2021 por efecto de la pandemia y cómo las empresas más exitosas se han adaptado.

Gráfica

Claramente las habilidades donde los gaps han crecido más demuestran el enfoque que han tomado las empresas más exitosas a nivel mundial:

Estas cinco habilidades no sólo son prioridad, sino que han visto un incremento importante en los recursos invertidos en su desarrollo de forma tal que son clave en el éxito para impulsar las empresas en estos momentos y con los cambios a los modelos de negocio que han dado mejores resultados.

También, se puede decir con bastante certeza que los negocios que sólo desarrollan una o dos de estas habilidades las probabilidades de éxito son de apenas el 28% comparado con casi 97% cuando se desarrollan 8 o más de estas habilidades.

Esto deriva también en cuatro grandes beneficios para la empresa:

  •  Lograr la realización de la estrategia de la compañía
  •  Incrementar productividad de los colaboradores
  •  Aumentar la satisfacción de colaboradores
  •  Mejorar la reputación del negocio como empleador

A raíz de esto, te recomendamos 3 fases de transformación/construcción de habilidades con 9 actividades por desarrollar:

1. Reconocimiento – que consiste en planear tu fuerza laboral para identificar los gaps de habilidades que debes cubrir:

a) Determinar qué cantidad de habilidades se requieren en el mediano y largo plazo.
b) Comparar la dotación actual de habilidades en tu actual plantilla de colaboradores contra la demanda que tu nuevo modelo de negocio y digitalización requieren.
c) Analizar los gaps de habilidades.

2. Moldear – que implica el desarrollo puntual de las habilidades para llevarlas del nivel actual al nivel ideal y que puede dividirse en 3 actividades básicas:

a) Diseñar las iniciativas que desarrollarán las habilidades.
b) Diseñar los viajes de aprendizaje.
c) Decidir la infraestructura de capacitación y los coaches.

3. Cambiar – Rediseñar y rehacer los procesos, así como la infraestructura que se requiere para el éxito del proyecto:

a) Lanzar una estructura organizacional dedicada al aprendizaje.
b) Entregar el aprendizaje y transformación mediante programas comprehensivos.
c) Implementar métricas y seguimiento al impacto en la fuerza laboral.

Una última recomendación. Si bien, el aprendizaje digital está de moda, nosotros sugerimos formatos híbridos (virtuales, en línea, presenciales), ya que está demostrado que esto ayuda a facilitar el aprendizaje, reduce la resistencia al cambio y refuerza el conocimiento en el mediano y largo plazo.

1Encuesta Global de McKinsey

Acerca del autor:

Abraham Haneine; consultor de negocios y financiero con más de 24 años de experiencia. Ha participado en proyectos banca de inversión, consultoría de negocios, mejorando rentabilidad y eficiencia. Ha liderado proyectos para la implementación de metodologías Agile, Lean y/o Design Thinking, así como la consecución de certificaciones ISO/NOM. Ha ocupado cargos de alta dirección (C-Level) en empresas como Promecap/Soros Fund Management, Grupo Televisa e Intelisis Software, entre otras.. Para más información y contacto: www.haneineconsultores.com; Oficina 55 6234-1202, Móvil 55 2885-6847, info@haneineconsultores.com.